Friday, February 19, 2010

LOS PINGÜINOS

Los Pingüinos
INTRODUCCIÓN:
Los pingüinos son aves marinas. No son “pájaros”, pero definitivamente son aves ya que tienen plumas. Tal vez más sorprendente para algunas personas es que a pesar que pasan la mayor parte del tiempo en el agua y no pueden volar por el aire como muchas otras aves, sí son aves del vuelo.
Algunas especies de pingüinos se mantienen la mayor parte del tiempo nadando en los océanos lejos de tierra; lo cual nos crea cierta dificultad para verlos. Afortunadamente durante la temporada de cría vienen a tierra para anidar y criar sus pichones. Terminada la anidación regresan al mar y poco después vuelven a regresar a tierra, o a algún témpano de hielo flotante, por un par de semanas para mudar sus plumas. Es durante estos descansos fuera del agua cuando mejor los podemos observar.
DISTRIBUCIÓN:
Los pingüinos viven en el hemisferio Sur. Estas aves son pelágicas y permanecen la mayor parte del año nadando en aguas de temperatura fría, bajo los 20ºC, excepto por el Pingüino de los Galápagos que habita en aguas de unos 23ºC.
Varias especies anidan en Antártica e islas próximas, el Pingüino Emperador haciéndolo durante el invierno austral. Otras prefieren criar en América del Sur, en las Islas Malvinas, Argentina, Chile, Perú y el Pingüino de los Galápagos en estas islas de Ecuador. Otros van a África, anidando al sur del continente, en Namibia y Sudáfrica. El resto anida en Nueva Zelanda y al sur de Australia e islas menores al sur de estas localidades.
ADAPTACIÓN AL MEDIO AMBIENTE:
No sólo son los pingüinos aves marinas, la mayoría pescan en las aguas antárticas de los océanos del hemisferio Sur. Muchos de ellos nadan en aguas casi congeladas donde las personas no pueden nadar sin protección contra el frío; podemos entrar en esas aguas y dar algunas brazadas, pero nuestro cuerpo no va a durar lo suficiente para poder decir que hemos nadado.
Estas aves pueden permanecer en estas agua frías la mayor parte del tiempo porque su cuerpo ha evolucionado para vivir en este medio ambiente. Las alas se les han transformado en aletas, siendo incapaces de volar en el aire, pero sí en el agua. Sí, los pingüinos nadan ejerciendo las aletas de la misma manera que lo hacen las otras aves carenadas cuando vuelan; por eso, algunos zoólogos los consideran entre las aves del vuelo más eficaces. Las plumas forman una estructura rígida por afuera del cuerpo pero suave y abrigadora por adentro; algo así como la guata de los abrigos por dentro y una coraza por afuera.
Como si la protección de las plumas fuera poco, debajo de la piel tienen una gruesa capa de grasa. Esta grasa fue causa de que muchos pingüinos murieran a manos de los marineros que se dedicaban a matar ballenas y otros animales para obtener aceite y grasa animal. Por suerte esto ya no sucede.
Otras especializaciones de los pingüinos es tener los huesos compactos. En las otras aves del vuelo los huesos, aunque rígidos, no son sólidos; tienen cavidades huecas. Los pingüinos al tener los huesos sin tales cavidades pesan más, y esto les ayuda a mantenerse debajo de la superficie del agua con mayor facilidad. Como un contrapeso a la grasa de la piel que los hace flotar.

OTRAS ADAPTACIONES:
El pico lo tienen largo; en algunas especies es bien puntiagudo. Como se alimentan de peces, calamares, crustáceos, krill (los camaroncitos antárticos) y otros animalitos marinos, esta forma del pico les facilita atrapar la presa. También les sirve de defensa. Si ve algún pingüino en dificultad, tenga mucho cuidado si se requiere acercársele para poder ayudarlo. Algunas especies, aun aquellas que aparentan ser totalmente inofensivas, nos pueden arrancar una tira de piel de un picotazo. Las aletas también son peligrosas; el Pingüino Emperador de un aletazo le puede partir una pierna a un hombre, ya se han dado los casos.
LOCOMOCIÓN:
Tienen las patas en la parte posterior del cuerpo y en la tierra pueden caminar, y hasta correr más rápido que nosotros. Caminan de forma erecta, hay veces al andar se tambalean como lo hacen los patos. Al menos una especie, el Pingüino de Penacho Amarillo, se traslada por tierra dando salticos. También se deslizan sobre la nieve como toboganes.
Como en la mayoría de las aves, en cada pata tienen cuatro dedos. Tres dedos son delanteros y uno es posterior. El dedo posterior es pequeño y se mantiene separado. Los tres delanteros son largos, gruesos y están unidos por una membrana interdigital.
Cuando nadan ejercen las alas como otras aves lo hacen en el vuelo, esta acción produce la fuerza requerida para trasladarse. Las patas y la cola, que varía el largo según la especie, las emplean como timón.
REPRODUCCIÓN:
La mayoría de los pingüinos anida una vez por año. Por lo general forman colonias donde se congregan hasta millones de ellos. Los dos padres cuidan de los pichones. El Pingüino Emperador cría durante el invierno austral en Antártica, incubando el huevo entre las patas en temperaturas de 40ºC bajo cero.
DEPREDADORES:
Los pingüinos son cazados por los leopardos marinos, los tiburones y en ocasiones por las orcas. Los huevos y pichones a menudo son víctimas de los págalos, las gaviotas, las ibis, las zorras, los lagartos y las serpientes, dependiendo donde se encuentre la colonia.
DIFERENCIAS ENTRE LAS ESPECIES:
Todos los pingüinos se estudian en la familia Spheniscidae del orden Sphenisciformes, pero dentro de esta familia no todos los pingüinos son iguales, en realidad las especies son bien diferentes en su forma y comportamiento. De tamaño varían desde el Pingüino Pequeño, que no logra el medio metro y pesa poco más de un kilogramo, hasta el Pingüino Emperador que sobrepasa el metro de altura y puede pesar hasta 45 Kg. Con respecto al hábitat, el Pingüino de los Galápagos vive en una zona cálida mientras el Pingüino de Adelia, y otros, rara vez abandona la región antártica. Sin embargo, las diferencias más drásticas las encontramos en la anidación. Como ya mencionamos, la cría del Pingüino Emperador es bien peculiar, aunque la del Pingüino Rey tal vez sea aun más intrigante, y por el resto de los pingüinos, bueno, este es uno de los temas que tratamos en las especies.

NOMENCLATURA HISPANA:
El nombre correcto en la Lengua Española al referirnos a estas aves es “pájaros bobos”, pero como la palabra “pájaro” se presta a confusión en el estudio propio de las aves, optamos por usar “pingüinos” ya que las voces populares lo han hecho así. También en algunas referencias no muy recientes les hemos visto ser llamadas “pájaros niños”. En algunas obras, donde se emplea el idioma con rigidez, es posible ver la palabra pingüinos refiriéndose a las Alcas, lo cual está muy correcto.
Más información en los Pingüinos:
Orden Filogenético Sinónimos Taxonomía Bibliografía
Links

No comments:

Post a Comment

Post a Comment